En África hay electricidad de prepago en base a baterías recargables

La electricidad es algo que muchos de nosotros damos por sentado. Está en los enchufes, en las lámparas del techo, en el refrigerador, en el PC. Sin embargo, en el mundo hay unas 2.000 millones de personas que no tienen un suministro estable de energía.

En Tanzania, un emprendimiento llamado Egg-Energyencontró una alternativa que está entregando electricidad a hogares que de otro modo no tendrían ningún acceso. El principal problema de la energía eléctrica es que llega por cables a las casas. Si las casas no están cableadas y unidas a la red eléctrica, no reciben energía. Hacer la instalación de cables es muy caro, y para las grandes redes eléctricas no tiene sentido expandir su red a hogares que no tienen ninguna instalación donde poner una ampolleta.

El plan de Egg-Energy es el siguiente: cablear las casas, poniendo los cables eléctricos, los enchufes, las ampolletas, por un precio entre US$40 y US$80 (equivalente al sueldo de un mes para el cliente promedio). Luego, Egg-Energy conecta la casa a una de sus baterías reciclables, la clave del negocio.

Una batería reciclable puede proveer energía para una casa entre tres y 10 días, dependiendo del uso de energía. Cuando la batería se acaba, los clientes simplemente la sacan y la cambian por otra. Egg-Energy tiene sistemas para retirar y distribuir baterías para los clientes, que mientras quitan la batería se quedan a oscuras en la casa.

Los clientes pueden suscribirse al servicio por periodos de tres, seis o doce meses, o bien pagar por cada batería, a medida que se van usando, para quienes no puedan pagar de una vez la suscripción. Como el prepago del celular.

Al año, un cliente de Egg-Energy paga entre US$50 y $80 por las baterías, menos de los US$125 promedio que se gasta actualmente en otras opciones como la parafina, baterías desechables y otros servicios. Además es un servicio limpio, y ya que las casas estarán cableadas, cuando las redes eléctricas decidan expandirse, estas casas van a poder conectarse.

Por el momento el sistema funciona en unas 500 casas, con tres estaciones de recarga de baterías. Dos de ellas están conectadas a la red eléctrica nacional, mientras la tercera usa una estación de energía solar en una zona más rural.

Aunque muchos de nosotros no tenemos estos problemas, es admirable cómo con algo de creatividad se pueden encontrar buenas soluciones a esta situación.

Link: A Netflix for batteries to get Africa on the grid (Co.Exist)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s